Sobrellevando la pérdida de tu mascota

Cualquier persona que considere a su mascota un amigo querido, su compañía o un miembro de la familia; conoce ese dolor intenso que acompaña la pérdida de un amigo.
A continuación, escribimos algunos consejos que pueden ayudar a llevar a cabo esa profunda
tristeza, así como las decisiones complicadas que enfrentan con la pérdida de una mascota.

1.- ¿Estoy mal por sufrir tanto?
El sentirse triste por la pérdida de una mascota es normal y natural. No permita que nadie lo haga sentir mal por este sentimiento.
El tiempo compartido con la mascota fue muy
importante e importante en esta parte de su vida. Fue una fuente de cariño, compañía, amor incondicional y aceptación, alegría y diversión. No se sienta sorprendido si se siente devastado por la pérdida.
Aquellas personas que no entendieron el lazo entre el amor y el corazón. No permita que otros interfieran con sus sentimientos. Éstos son válidos y poder ser muy dolorosos. Recuerde usted no está solamente. Miles de dueños de mascotas han pasado por lo mismo.

2.- ¿Qué tipo de sentimientos puedo tener?
Depende de las personas, pero aparte de los sentimientos de pérdida y tristeza puede experimentar lo siguiente:

>Culpa. – Esto sucede si usted se siente responsable de la muerte de su perro : – “si yo hubiera estado más pendiente…”- No es su culpa, no tiene porque siente esa carga emocional por el accidente o la enfermedad que ha tenido su mascota. Esto solo complica más el sanar su tristeza.

> Negación. – Es difícil aceptar que su mascota ya no está. Es difícil imaginar que su mascota ya no lo saludará cuando regrese a casa, o que ya no tenga que darle la esquina por las tardes. Algunas personas se van a los extremos de pensar que aún vive y que está sufriendo en algún otro lado. Otros no quieren una nueva mascota por el miedo de ser desaliento al anterior.

> Enojo. – Este puede ser dirigido hacia la enfermedad que causa la muerte de su mascota, la persona que iba manejando el carro, el veterinario que “muerte” al salvarle la vida.  A veces se justifica, pero llevar a cabo los extremos complica más el sanar su tristeza.

> Depresión. – Es una consecuencia natural de la tristeza, pero puede dejarse indefenso
para superar sus sentimientos. Una depresión extrema que quita su motivación y
energía, causando aún una tristeza mayor.

3.- ¿Qué puedo hacer con mis sentimientos?
Lo más importante es ser honesto en cuanto a lo que siente. No niegue su dolor o sus
sentimientos de enojo o culpa.
¡Tiene derecho a sentir dolor y tristeza! Alguien a quien usted quiso ha muerto y usted se siente solo y en duelo. Tiene derecho a sentir ese dolor y tristeza, pero reconozca lo que siente.

El “encerrar” su tristeza no hará que ésta desaparezca. Exprésela, llore, grite, patee el suelo, háblelo; haga lo que sienta que le va a ayudar más. No trate de evitar la tristeza al no pensar en su mascota, al contrario, recuerde todos esos bellos momentos.
Algunas personas encuentran alivio al expresar sus sentimientos escribiendo alguna carta, poema, haciendo un collage de fotos o platicando con otros de su pérdida.

4.- ¿Con quién lo puedo hablar?
Si su familia o amigos quieren a las mascotas, ellos entenderán por lo que está pasando. ¡No esconda sus sentimientos o haga un esfuerzo por parecer fuerte y calmado! El hablar de sus sentimientos con otras personas lo ayudarán enormemente.

5. ¿Cuál es el momento oportuno de aplicar la eutanasia a su mascota?
Su veterinario es la mejor persona para evaluar la condición física de su mascota; si embargo usted es quien convive con ella y es quien puede evaluar la calidad de vida de su mascota. Si ella tiene buen apetito, le pone atención, lo busca, participa en el juego y vida familia, muchos dueños piensan que no es el momento correcto.
Pero si su mascota está sufriendo constantemente, lleva tratamientos difíciles y que aparte no le están ayudando, no responde a su cariño, no está atento a lo que sucede a su alrededor y no muestra interés en nada, es cuando un amo cariñoso debe de tomar la decisión de terminar con el sufrimiento de su amado compañero.
Evalúe la salud de su mascota con su veterinario de manera realista. No es una decisión fácil o que no provoque dolor. Es un acto de amor que usted debe de hacer por su mascota.

6.- ¿Debo de permanecer en la eutanasia?
Muchas personas lo consideran un último gesto de amor hacia la mascota. Algunas personas se sienten tranquilas al ver que su mascota partió tranquila y sin dolor y que realmente falleció. Para muchos el no estar presentes les dificulta mas el proceso de aceptar que su mascota ya no está. Pero muchas personas no pueden enfrentar la situación de estar ahí presentes. Debe preguntarse honestamente si usted puede enfrentarlo.

7.- ¿Qué hago después?
Cuando una mascota muere puede elegir que hacer con ella. En ocasiones, en medio de la tristeza, y por ser lo más fácil, es dejar a la mascota en la clínica para que ellos dispongan del cuerpo.
Si prefiere una opción mas formal hay varias alternativas disponibles:
Para muchas personas un cementerio de mascotas les da un sentimiento de dignidad, seguridad y permanencia. Los dueños aprecian ese ambiente de tranquilidad y paz. Los precios varían dependiendo del servicio que eligen.

La cremación es una opción que le permite diversas opciones:

  • Sepultar los restos en casa.
  • Esparcir las cenizas en su lugar favorito.
  • Depositarlas en un nicho.
  • Conservarlas en una urna decorativa en casa.

Revise con su veterinario las opciones disponibles, en ocasiones es acertado hacer planes a
futuro para no tomar decisiones precipitadas.

 

8.- ¿Qué le debo de decir a mis hijos?
Usted es quien mejor los conoce y quien sabe cuanta información pueden manejar acerca de la muerte y pérdida de su mascota. No los subestime, sin embargo, al ser honesto con sus hijos acerca de la pérdida de su mascota pueden experimentar temor y una percepción acerca de la muerte. La honestidad es muy importante. Si se le dice “lo llevamos a dormir” asegúrese de que sus hijos comprendan la diferencia entre la muerte y un sueño ordinario. Nunca diga que la mascota “se fue” porque su hijo se puede preguntar que hizo mal para hacer que se fuera y esperar con angustia a que regrese. Esto también complica el que su hijo acepte una nueva mascota. Explíquele que su mascota ya no regresará, pero que ya es feliz y está libre de dolor.
No asuma que su hijo es muy pequeño o grande para el duelo.

No lo critique si llora, o no le diga que tiene que “ser fuerte” o que no se debe de sentir triste. Háblele también de lo que usted siente, platíquenlo en familia y esto ayudara a superar la pérdida de manera más fácil.

9.- ¿Mis otras mascotas sufrirán?
Las mascotas observan cada cambio en el hogar y se dan cuenta cuando alguien falta.
Frecuentemente las mascotas formas fuertes lazos entre ellos y el que vive sufre un duelo por su compañero. Usted necesitará darle más atención, cariño y compañía en este periodo y recuerde que si va a llevar una nueva mascota puede que en un inicio no la acepte, pero ya después formarán estrechos lazos. Mientras tanto el amor que su mascota le puede dar a usted le ayudará a sanar su pérdida.

10.- ¿Debo tener otra mascota inmediatamente?
Generalmente la repuesta es NO.
Uno necesita procesar esa pérdida, vivir el duelo antes de intentar establecer una nueva
relación con otra mascota.
Cuando tenga otra mascota evite que se parezca mucho a la anterior. No espere que la nueva mascota sea “igual” que la que perdió. Evite la tentación de comparar la nueva con la anterior.
Los niños particularmente se sienten desleales al tener una nueva mascota.
Tenga una nueva mascota cuando sienta que está listo para establecer una nueva relación -en vez de tratar de sanar su tristeza- Cuando esté listo, elija una con quien pueda construir otra larga y amorosa relación ¡Porque de esto es todo lo que se trata al tener una mascota!

Copyright© 1987 by Moira Allen